Diario de una grabación (Parte IV)

la foto 04

Un LA 440, el centro de toda afinación y una de las notas centrales de las 88 teclas blancas que tiene un piano de cola… todo mundo tiene su epicentro.

Así comienza la grabación de este fin de semana y de “Esta ciudad“, si creíamos que era grande, ahora es enorme, una joya para el disco, esta vez Domingo tuvo una buenísima idea y nos desplazamos a grabar a los estudios “Pi” en “Bormujos (Sevilla)”, estudio adaptado para grabar un piano de cola, justo lo que queríamos.

 

Teclados en los que las notas negras dieron el soul y el ritmo en “Caravan“, y es que Pilar Cáncer parece tener la zurda en el continente americano y la diestra heredada de los grandes Europeos, todo un genio personal y musical, registrada para la eternidad en este nuevo CD, un sueño hecho realidad.

Rebuscando entre el arsenal de guitarras ya en “Estudio 335“, retorciendo perillas y dejándonos llevar por la locura que compartimos con Carlos Abad y Domingo Díaz Alférez, podemos decir orgullosos que encontramos el mejor sonido hasta ahora, cada día más cerca de lo que hay en nuestras cabezas.

Se nos hecha el tiempo encima y mañana es día de escuela, quedan violines para grabar el próxima día, pero no crean, Belén no se queda de brazos cruzados y graba un órgano Hammond que transporta “Me puedo perder”  hasta parecer tocar el cielo, ¿ o quizás era a nosotros a quién nos elevaba ? En cualquier caso, un momento para quedarse a vivir en él, enorme.

“Montando” más canciones, os podemos asegurar que a nivel personal, alcanzamos el éxito en cada nueva pista de este disco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *